¿Usar determinados desodorantes o antitranspirantes aumenta el riesgo de sufrir cáncer de mama?

Hay un rumor persistente que circula por internet, tanto en forma de correos electrónicos como en páginas web que asegura que esta afirmación es cierta. La teoría que exponen es algo así como que el cáncer se causa por acumulación de toxinas, y que al no ser eliminadas se acumulan en la axila y causan cáncer de mama. Veamos, si eso fuera cierto, como afortunadamente tenemos muchos otros lugares en el organismo para deshacernos de toxinas no se acumularían en la axila (podemos sudar por casi toda la superficie de la piel y la orina y las heces también sirven para deshacerse de toxinas peligrosas) además en todo caso el cáncer aparecería únicamente en las axilas ¿no?. Existen varios estudios científicos que desmienten rotundamente este extremo, por lo tanto no hay motivo para no cuidar un aspecto socialmente importante como es el evitar el olor corporal.

Otra cuestión es la de los desodorantes que contienen partículas de aluminio, en particular los antitranspirantes. Existen evidencias experimentales de que estas partículas pueden tener un efecto similar aunque menos potente que los estrógenos (hormonas femeninas) pero hasta el momento no existe demostración de que su uso continuado pueda aumentar el riesgo de cáncer de mama.