¿Qué es la implantación?

Es el proceso en que el embrión se adhiere a la pared interna del útero (llamada endometrio) y penetra en el interior de la misma para seguir desarrollándose. La implantación se produce cuando el embrión está en estadio de blastocisto, unos 5 a 6 días tras su formación. Cuando se hace la transferencia embrionaria a los 2 ó 3 días tras la recuperación de ovocitos, el embrión continúa su división celular dentro del útero y no se implanta hasta 2 ó 4 días después.

Para que se lleve a cabo la implantación es necesario que el endometrio esté perfectamente preparado, que el embrión tenga potencial evolutivo y que se establezca una compenetración entre los cambios que se van produciendo en ambos.