¿Cómo se realiza una autoexploración?

Primeramente se realiza una inspección rápida de ambos senos delante del espejo; primero con los brazos caídos y las dos manos apoyadas en la cadera y después alzando los brazos y las dos manos apoyadas por detrás de la cabeza.

A continuación se realiza la autopalpación de los senos. La paciente se explora tumbada, con la mano izquierda apoyada detrás de su cabeza, y con la palma de la mano derecha siguiendo un orden determinado, (por ejemplo, en sentido de las agujas del reloj), se explora toda la mama izquierda, incluyendo la axila y la areola. Además no hay que olvidarse de apretar suavemente el pezón y observar si produce cierta secreción.

Después se procederá de manera inversa con la mama contralateral, es decir: la mano derecha por detrás de la cabeza y la palpación con la mano izquierda.

Cualquier cambio a la inspección o la presencia de una induración, dolor, nódulo o secreción por el pezón no clara y unilateral debe comunicarse a su médico.